Confinamiento estricto en Países Bajos hasta el 14 de enero

Las reuniones en exteriores se limitan a dos personas y en casa solo se podrán recibir dos visitantes a excepción de los días festivos de Navidad

El Gobierno Neerlandés ha decretado este sábado un nuevo confinamiento estricto en todo el país, que comenzará esta misma madrugada y se prolongará hasta el próximo 14 de enero.

Este confinamiento implica el cierre total de colegios y toda la actividad no esencial, debido al avance de la variante ómicron del coronavirus. El Ejecutivo se ha reunido este sábado de urgencia para decidir sobre las recomendaciones de su equipo de asesores, que pedía introducir de inmediato un confinamiento duro en Países Bajos.

Se cierran los colegios, cines, restaurantes y comercios no imprescindibles, solo permanecerán abiertos los supermercados, farmacias, gasolineras y servicios mínimos.

Las reuniones de exteriores se reducirán a un máximo de dos personas. De igual modo, se permitirá un máximo de dos invitados por hogar al día, a excepción de Nochebuena, Navidad, San Esteban y Nochevieja, que se podrá tener cuatro visitantes por casa. Así lo ha anunciado el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte.

El país ha contabilizado en las últimas horas 14.742 nuevos contagios y desde el viernes más de 200 personas han sido hospitalizadas, 29 de las cuales fueron ingresadas en la UCI.

Esto sustituirá al actual «confinamiento nocturno», que solo supone el cierre de la actividad no esencial a partir de las 17:00 hora local (16.00 GMT), lo que incluye comercios y restaurantes, pero también cines, teatros, gimnasios o museos, lo que pone fin a cualquier alternativa social después de finalizar el trabajo, pero la mantiene los fines de semana.

Este sistema ya se está demostrando insuficiente ante el avance de la variante ómicron, que se espera que la próxima semana sea la dominante en Ámsterdam, puesto que el análisis de las PCR positivas demostró que su presencia se multiplica cada dos días.