Retiran los bombones Ferrero Rocher del mercado por motivos sanitarios

El Ministerio de Consumo recomienda a los alérgicos a la proteína de la leche no consumir estos bombones

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), que depende de forma directa del Ministerio de Consumo, ha formalizado la petición de retirada para unos bombones de chocolate negro con avellanas de la marca Ferrero Rocher, al parecer, por contener ciertas proteínas lácteas que no aparecen entre los ingredientes de la etiqueta.

Las autoridades pertinentes han conocido esta falta de precisión en la descripción de los ingredientes gracias a una alerta del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), que notificaron la presencia de estas proteínas no incluidas en el etiquetado, comprendiendo así el riesgo sanitario que supone para personas alérgicas. Este error fue notificado tras un control por la empresa que produce en Polonia estos dulces, que ya ha informado a los destinatarios del producto y retirándolo de los supermercados, aunque se calcula que han vendido por toda España numerosos lotes del producto antes de que se retirase del mercado.

En esta parte del envoltorio viene referenciado el número de lote

Consumo ha aclarado que se trata una serie de lotes de chocolate negro con avellana Grand Ferrero Rocher Dark con la siguiente referencia: L252RWAJ, L253RWAJ, L266RWAJ, L267RWAJ, L287RWAJ, L294RWAJ, L240RW-J, L284RW-J, L306RW-J y con fecha de caducidad 20/04/2022.

Consumo recomienda a los clientes que hayan comprado el producto y que pudieran tener algún tipo de alergia o reacción a la leche que no lo tomen y se pongan en contacto con Atención al Cliente del Grupo Ferrero. Esta alerta solo se limita a este producto específico de entre toda la gama, y se recuerda que no supone ningún peligro para todas aquellas personas tolerantes en cuanto a la ingesta de lácteos.

Uno de los dulces más populares
La compañía italiana comercializa su gama de bombones en casi todo el mundo, de hecho, su Ferrero Rocher clásico es el bombón más vendido del mundo. Su enorme producción crece año a año, y desde la empresa estiman que su campaña de Navidad copa entre el 60% y 70% de los ingresos anuales.