Un hombre mata a su expareja de 37 años en Cádiz

La mujer asesinada, María Isabel M. M., en su pastelería junto al alcalde de San Roque Juan Carlos Boix (derecha) que ha colgado en su Instagram la imagen | JUAN CARLOS BOIX
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La mujer de 37 años, que no había denunciado al hombre por malos tratos, residía en el municipio de San Roque y tenía tres hijos

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 44 años, acusado de asesinar a su expareja, una mujer de 37 años, en la ciudad gaditana de San Roque.

La mujer fallecida se llamaba María Isabel M.M. y vivía en una urbanización a las afueras del municipio, La Alcaidesa, según ha informado el Ayuntamiento de la localidad. Contra el supuesto asesino no existían denuncias previas de la víctima, aunque contra él sí hubo una orden de alejamiento de una pareja anterior, tal y como han explicado las mismas fuentes. María Isabel deja huérfanos a tres hijos de una relación anterior.

A las 0:40 horas de este domingo el hombre llamó a su hermano, residente en Ceuta, para alertarle de que había matado a su expareja y pensaba suicidarse tirándose al vacío desde la última planta del Hospital Quironsalud de Palmones, una localidad cercana del término municipal de Los Barrios. Seguidamente el hermano alertó a la Guardia Civil. En el suceso intervinieron dos patrullas, según fuentes del Instituto Armado citadas por Europa Press.

La primera se desplazó a la vivienda y descubrió a la mujer ya muerta con heridas de arma blanca. La segunda, acudió al hospital, donde localizaron al asesino y le detuvieron. El cuerpo de la mujer asesinada está ya en las dependencias del Instituto Anatómico Forense de Cádiz para practicarle la autopsia.

El sospechoso ya no era pareja de María Isabel, aunque la Guardia Civil no ha confirmado si ambos seguían conviviendo juntos en el momento del suceso. Al instituto armado no le consta que existiesen denuncias previas de la mujer contra él por violencia machista que hubiesen llevado a activar el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género, llamado VioGén. Sin embargo, “ambos habían vivido situaciones de malos tratos por separado”, según han explicado fuentes del Ayuntamiento.

Ella había interpuesto una denuncia contra una pareja anterior, aunque no se había llegado a activar medida alguna contra esa persona. El supuesto asesino sí tuvo una orden de alejamiento por violencia machista contra otra mujer, tal y como han puntualizado desde el Consistorio.

La víctima se dedicaba a la hostelería y su familia regenta una cafetería muy conocida en la zona de La Alameda, uno de los puntos neurálgicos de esta localidad de 31.500 habitantes. Cerca de ese negocio, en la puerta del Teatro Juan Luis Galiardo, el Ayuntamiento ha convocado una concentración de repulsa por lo sucedido este domingo a las 19:00 horas.